Made in Russia | Complejo agroindustrial Icon Link Arrow Ring icon-actions-list-item-1 icon-actions-list-item-2 icon-actions-list-item-3 icon-actions-list-item-4 icon-actions-list-item-5 icon-actions-list-item-6 icon-leaf icon-man icon-pin icon-shield icon-star Icon close Icon Chevron Left Icon Chevron Right Icon File Blank Icon Soc FB Icon Soc Ins Icon Soc Ok Icon Soc tw Icon Soc Vk youtube_2 Icon okay Icon Arrow Search Icon Chevron Down Icon search 1 1 icons_crop icons_crop 1 icons_crop 1 icons_crop 1 1 Icon Calendar icon-stick icon-thin-arrow-right Icon Burger Icon Enterprises Icon People Icon Stable Work Icon Burger Icon Chevron Left Icon Chevron Right Icon Slider Next Icon Slider Prev Icon Video Play attach Created with Sketch.

Complejo agroindustrial

Productos agrícolas, alimentos. Las exportaciones agrícolas han reportado más de 8.700 millones de dólares en la primera mitad de 2017. En comparación con el mismo período del año pasado, el aumento es de 1.300 millones de dólares.

El complejo agroindustrial es el principal exportador ruso de bienes no primarios. Una de las causas de esa dinámica positiva fue el récord en la cosecha de grano para el período postsoviético: 120,7 millones de toneladas en 2016 y 2017, de los cuales más de la mitad fue trigo (61 %). Rusia exportó más de la cuarta parte, 36,9 millones de toneladas. Esos indicadores también baten registros y ofrecen la oportunidad de diversificar las exportaciones.

En función de los rendimientos fenomenales del trigo, Rusia planea vender sus productos procesados: por ejemplo, en forma de pasta.

El crecimiento del sector agroindustrial ruso también incrementará las exportaciones de otros cultivos tradicionales. Así, las altas cosechas del año pasado rindieron más de cinco millones de toneladas de azúcar de remolacha, producido con materias propias y que satisface casi por completo la demanda interna del país. En esta temporada, las estimaciones oficiales indican que Rusia podrá exportar hasta 700.000 toneladas de ese producto, el doble que en la anterior.

Todo esto es resultado, entre otras cosas, del trabajo estatal de apoyo a la exportación y, en primer lugar, del trabajo para llevar a cabo el proyecto prioritario 'Exportación de productos del Complejo Agroindustrial'. Esto también abarca un conjunto de medidas para certificar los alimentos de producción rusa: se llevan a cabo investigaciones regulares de diagnóstico para comprobar que los productos se corresponden con las demandas de los mercados extranjeros, se monitorea la calidad de materiales crudos.

Asimismo, se contempla el desarrollo de la infraestructura de logística. Así, El Centro de Exportación de Rusia, junto con la empresa RZhD Logistica y Freight Village Vorsino, abrieron dos rutas de exportación de la provincia de Kaluga a China, algo que permite a los productores rusos entregar sus mercancías a los consumidores chinos en tan solo 14 días.

Junto con ello, el Gobierno emprendió la creación de un sitio de importancia estratégica en la región de Primorie, donde será construido un 'hub' de importaciones y exportaciones especializado en la producción agroindustrial. Esto contribuirá al desarrollo activo de la exportación de esta producción, especialmente a los países de la región de Asia-Pacífico.

Siguiendo los éxitos de nuestros productos en los mercados de consumo orientales, hay que destacar a otro protagonista: el helado, que cada vez tiene más admiradores.

En total, Rusia exportó 17.000 toneladas de helado en 2016. Uno de los líderes en este ámbito es la empresa Petroholod, que ya comercializa sus productos en Israel y China, además del espacio postsoviético. En particular, destaca la tasa de crecimiento de compras en territorio chino: el suministro se ha multiplicado por cinco, hasta 4,2 millones de dólares.

Por su parte, los dulces rusos continúan la conquista de los mercados mundiales. Por ejemplo, Rusia ya suministra sus chocolates y caramelos a 40 países. Los dulces de los Confiteros Unidos (Krasny Oktiabr, Rot Front y Babáevski) son tradicionalmente populares en los países postsoviéticos y, más recientemente, en Australia, Irán y China. Además, KDV-Group (Yáshkino, Ozersky Suvenir, Dyvo y etc.) envía sus productos a Oriente y a Europa —Polonia y la República Checa—, mientras que hace poco México se unió a su clientela. En 2016, los fabricantes vendieron al extranjero un total de 157.000 toneladas de productos de chocolate por valor de 477 millones de dólares.



Select Subscription